Roscón de Reyes – Con Nata

roscon3

Soy la tonta de los roscones para reyes… que me gustan.. mmmm… pero no los del mercadona ni Carrefour de esos congelados…, no no, a mí me gustan los de pastelería de toda la vida (aquí en Estepona los de la Pastelería Mar y Sierra… mmmmmmm); esa nata deliciosa, ese saborcito del roscón inconfundible, tan perfecto y con un sabor tan a roscón… Así que había que ponerse a buscar recetas de roscones y probar a hacer alguno decente. Y la verdad es que lo último que esperaba es que me iba a salir esto taaaaaann pero taaaaannnn rico!roscon2roscon1

El sabor del bizcocho del roscón es de ROSCÓN de toda la vida, y así como se oye ROSCÓN en mayúsculas porque lo merece. El sabor conseguido es como el del roscón de la pastelería que yo quería y fue gracias a la Esencia de Azahar (en Carrefour lo encontré, también lo he visto ahora en Mercadona), le da el toque perfecto.

Así que, aunque tiene su trabajillo (algo tan delicioso no podía ser tan fácil), el resultado es tan impresionante que os animo a hacerlo. Merece la pena!

Ingredientes:

PARA LA MASA DEL ROSCÓN;

700 gr Harina de Fuerza

2 huevos

75 ml esencia de azahar

150 ml Leche Entera

100 gr mantequilla

Ralladura de 1 naranja y 1 limón

140 gr azúcar

40 gr levadura fresca

Nuez moscada

7 gr Sal

PARA DECORAR;

1 huevo

Almendra Laminada

Frutas glaseadas o escarchadas (las encontré en Carrefour)

50 gr Azúcar

Regalito

PARA EL RELLENO:

1 Litro de Nata para montar 35%MG

250 gr azúcar

10 cucharaditas de queso philadelphia

Comenzamos rallando el limón y la naranja sin llegar a la parte blanca, ya que como sabemos amargaría. Y en un bol vamos añadiendo todos los ingredientes y removemos con un palo de madera y después con las manos cuando se pueda amasar, o en la batidora para amasar como es mi caso (tendré que darle uso a mi Super Kitchen Aid de la que estoy enamorada). Añadimos los huevos, la mantequilla a temperatura ambiente, la leche tibia y el aroma de azahar. Además incluimos la bol la raspadura de limón y la naranja, el azúcar, nuez moscada molida y la levadura fresca deshaciéndola con las manos. Y por último la harina de FUERZA, que sea de fuerza sino tardará la vida en que suba la masa. Hacemos un huequito en la harina y ponemos ahí la sal y… a amasar y amasar.

Quedará una masa pegajosa, pero cuando al palparla con el dedo no se pegue a él estará perfecta para pasarla a la mesa y amasar un poco más con harina. Dejamos reposar la masa en un bol con harina por debajo y por encima  durante 3 o 3 horas y media dejándolo en una zona de la casa que tenga una temperatura más calentita, entonces, pasado este tiempo triplicará su volumen. Pasado este tiempo amasamos un pelín para quitar el aire a la masa dándole unos golpes sobre la mesa, y haremos movimientos circulares con la masa haciéndola girar sobre sí misma y terminamos haciendo una bolita con la masa.

Con un dedo enharinado lo metemos en medio de la masa y con la otra mano vamos metiendo la mano por dentro para ir dándole la forma del rosco, como si fuera una rueda, y lo ponemos en la bandeja de hornear con papel de horno. Con un huevo pintamos el roscón con él y echamos aceite a un film transparente y tapamos con él el roscón para que no se reseque. Volvemos a dejarlo reposar así durante una hora más, yo lo he dejado reposando dentro del horno (con el horno apagado) porque es una zona con una temperatura más cálida.

Dentro del horno dejamos un recipiente con agua, para que cuando precalentemos el horno e introduzcamos el roscón en él se mantenga el roscón hidratado y no se seque.

Mientras pasa la hora de reposo picamos la fruta escarchada, aunque a mí personalmente no me gusta y para comérmelo se la quito pero es que le da un toque de típico roscón que no puede faltar…

Pasada la hora volvemos a pintarlo con huevo y lo decoramos con bastante fruta escarchada y abundante almendra laminada. Además cogemos el azúcar con unas gotitas de agua y lo echamos por encima del roscón como nieve. Y ya introducimos el roscón al horno, que estará precalentado a 200 grados con calor arriba y abajo sin ventilador, y una vez introducimos en él el roscón bajamos la temperatura a 180 grados. Se horneará unos 20-22 minutos o hasta que se dore. Preparamos una rejilla de horno para dejarlo enfriar ahí. Una vez frío lo partimos por la mitar con un cuchillo de sierra para rellenarlo de nata después. O lo dejamos así si nos gusta mas el roscón sin relleno, pero con la nata queda increíble…

Y ya sólo falta el relleno preparando la nata montada. Para la montar la nata añado queso philadelphia porque hace que la nata quede más firme más fácilmente. Añadimos la nata y cuando comience a espesar añadimos el queso philadelphia. Cuando tenga más espesor la nata añadimos el azúcar muy poco a poco, en forma de lluvia y una vez montada (sabremos que está montada porque comienzan a verse unos surcos profundos y amarillos en ella) la colocamos en una manga pastelera (yo utilizo las desechables) con una boquilla (he elegido una boquilla de estrella). Rellenamos todo el roscón con la nata, colocamos los regalitos forrados en papel film y a disfrutarlo o mantenerlo en la nevera tapado con papel film para que no se reseque.

Queda riquísimo y sólo se puede disfrutar de él!

Anuncios

Un comentario en “Roscón de Reyes – Con Nata

  1. Pingback: Flan de Queso Mascarpone | Recetas by Fany

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s