Torrijas al Horno

20140326-162527.jpg

Las torrijas son un dulce típico para hacer en Semana Santa, pero normalmente se hacen fritas. Yo opto por hacerlas al horno porque no suelo comer fritos (temas de colesterol alto…)de esta forma quedan igual de ricas y muchos más sanas!

Son muy fáciles y rápidas de hacer y quedan super ricas y jugosas!

En casa a unos nos gustan con miel y otros sin miel, así que el almíbar del final del agua con la miel puede quitarse y pasarlas solo por la azúcar mezclada con la canela. Eso ya a gustos!

20140326-162536.jpg

INGREDIENTES

– 1 paquete de pan especial torrijas (he comprado el de mercadona, sino cortar una barra de pan con cada corte de 1cm o así)
– 1 litro de leche
– Piel de 1 limón
– 2 palitos de canela
– 2 cucharaditas de canela en polvo
– 5 cucharadas de azúcar
– 3 huevos
– 250 gr miel
– Chorrito agua
– Mezcla azúcar y canela al gusto para espolvorear

 

 

Comenzamos calentando el litro de leche con la piel del limón, la canela, y el azúcar. Dejaremos hasta que la leche coja el olor y sabor del limón y la canela.

Ahora vamos colocando las rebanadas de pan en la leche, dejando que se empapen por ambos lados.

Después pasamos por los huevos batidos y vamos colocando en una fuente de horno con papel de hornear.

Metemos al horno, con éste precalentado a 160 grados en modo grill (con lo que colocar la bandeja en las partes mas altas del horno).

Mientras se hornean ponemos la miel en un cazo con un chorrito de agua hasta q se diluya un poco la piel.

Una vez doradas por un lado, se sacan y se doran por el otro lado. Y ya sólo queda sacarlas del horno, pasarlas por la miel que acabamos de calentar y espolvoreamos con una mezcla de azúcar y canela. Y a disfrutarlas!!

20140326-162531.jpg

 

 

 

Anuncios

Roscos Fritos de Semana Santa

20140322-182527.jpg

Suelen hacerse en Semana Santa, pero la verdad es que no sé por qué no los hacemos todo el año, porque están riquísimos.

20140322-182532.jpg

No son complicados de hacer y quedan geniales! Nada como las recetas tradicionales de dulces… mmmm…

INGREDIENTES:

4 huevos (talla L)
270 gr azúcar
180 ml leche
12 cucharadas de aceite oliva suave
Ralladura de 1 limón grande
1 sobre de levadura química
Entre 900 gr y 1kg de harina trigo

Para una vez fritos:
1-2 cucharadas de canela
Azúcar
1 vaso de anís seco
1/2 vaso de anís dulce

Comenzamos batiendo los huevos con unas varillas y añadimos el azúcar poco a poco sin dejar de batir.

Añadimos el aceite oliva suave y seguimos batiendo. Además, la leche, la raspadura limón y la levadura. Y por último damos un último toque de batido con la batidora de brazo para que queden un poquito más esponjosos.

Ahora vamos con la harina, si amasáis a mano en el bol con la mezcla anterior echamos la harina poco a poco mezclando primero con un palo de madera y después pasamos a la mesa para amasar. Si tenéis amasadora; a la amasadora (qué me gusta mi Kitchen Aid.. jeje). La harina habrá que echarle la necesaria hasta que se despegue de las manos.

Hacemos una bola con la masa y reposa 15 minutos.

Una vez pasado el tiempo, nos mojamos los dedos con aceite de oliva para formar los roscos más fácilmente sin que se nos pegue la masa (en el vídeo se ve detalle cómo hacerlosp para que se vea el pliegue del rosco de semana santa).

En un sartén con abundante aceite caliente y una cáscara de limón echamos vamos echando los roscos, hasta que se doren, por ambos lados.

Una vez fritos los pasamos por la mezcla de los anises y por la mezcla de azúcar y canela.

Y ya sólo hay que dejar enfriar… Y disfrutarlos!

20140322-182537.jpg

Rollos de Canela – Cinnamon Rolls

20140319-224544.jpg

rollos2

Primero de todo… Feliz día del Padre! Y qué mejor que regalar algo dulce??

Estos rollitos de canela son un pan dulce acompañado de azúcar y canela, con forma de espirales individuales, muy tiernos, que lo hacen irresistible. Eso sí, te tiene que gustar la canela, claro está (a mí me encanta…).

Según el molde que uséis, como éste de corazón, os puede quedar de distintas formas:

rollos3

Desde el primer día que los hice y los probé me quedé encantada y los he repetido y repetido y repetido porque no me canso de ellos. Eso sí, tienen un GRAN fallo; que cuando lo pruebas ya el cuerpo te pide más y más, es complicado parar. Por eso es mejor que haya más gente para comerlos y así se acaben antes y no te dejan comerlos a ti sól@!

INGREDIENTES

PARA LA MASA;
700-750 gr Harina
7 gr levadura seca de panadero
250 ml leche entera
75 gr azúcar blanco
1/2 cucharadita de sal
4 huevos (talla L)
50 gr mantequilla

PARA EL RELLENO;
150 gr azúcar moreno
120 gr mantequilla
5-6 cucharaditas de canela

PARA EL GLASEADO;
100 gr azúcar glass
4 cucharadas de nata líquida
1/2 chupito de agua

Comenzamos haciendo la masa, para ello en un bol mezclamos la mitad de la con la levadura seca.

En un cazo ponemos a calentar la leche, con el azúcar blanco, la mantequilla y la sal, hasta que la mantequilla esté derretida, pero sin que llegue a hervir. Una vez disuelta esperamos que se enfríe un poco y añadimos esto a la mezcla anterior de la harina con la levadura. Hay que ir añadiéndolo poquito a poco removiendo sin parar.

Una vez esté todo integrado vamos añadiendo los huevos, pero de uno en uno. Añadimos el primero, mezclamos bien y después el segundo, así con todos los huevos. Se amasa 3 minutos más a máxima potencia (si se hace con la Kitchen Aid como yo), sino se mezcla bien toda la masa para que no quede ningún grumito con una espátula o palo de madera.

Ahora sumamos a esto la otra mitad de la harina que dejamos antes, y seguimos amasando. Si lo hacemos a mano seguimos amasando en el bol hasta que quede una masa manejable que lo pasamos a amasar a la mesa hasta que quede una masa lisa y brillante. No añadáis más harina de la indicada aunque parezca una masa muy pegajosa, cuanto más se amase menos se pegará, pero si añadís más harina no quedarán tiernos. Para facilitar el amasado si lo hacéis a mano, untaros las manos con un poco de aceite para que no se quede pegada la masa a las manos. Terminamos haciéndole una bola a la masa y dejándola reposar con papel film durante 2 horas en algún lugar cálido de la casa. O como truco y para impacientes encended el horno a 50 grados y una vez caliente lo apagáis y con el horno apagado metéis el bol con la bola de masa a reposar ahí, con el calor residual subirá antes, probablemente en la mitad de tiempo o menos. Duplicará su volumen.

Mientras reposa la masa preparamos el relleno; para ello colocamos en un bol la mantequilla (bien fría) picada a trocitos pequeños junto con la harina, el azúcar moreno y la canela.  Y hay que mezclarlo todo bien, pero no lo hagáis a mano porque el calor de las manos hará que se derrita la mantequilla, y lo ideal es que mantenga algo de forma, así que es mejor con ayuda de 2 palos de madera o dos cuchillos y vamos machando bien hasta que no quiere ningún trozo grande de mantequilla y quede una mezcla arenosa.

Una vez que la bola de masa haya doblado su volumen la pasamos a la mesa con un poco de harina y la extendemos con un rodillo haciendo un rectángulo, colocamos sobre éste todo el relleno y hacemos un rollo con toda la masa, untando en los bordes nata con un pincel para que no se despegue.

Cortamos las esquinas que estarán más feíllas y cada rollito que iremos colocando en el molde de horno que elijamos. El molde tiene que estar engrasado con aceite o mantequilla. Una vez que llenamos el molde de rollitos (esta masa da para llenar 2 moldes de unos 22 cms cada uno) lo tapamos con papel film y lo dejamos reposar de nuevo ya que volverán a subir. Se deja reposar durante una hora en un lugar cálido, o al igual que antes hacemos la misma operación con el horno.

Una vez han subido por segunda vez, se pintan con nata para montar y al horno precalentado a 180 grados durante 20-25 minutos. Yo los he tenido los primeros 20 min a 190 grados y los últimos 5 minutos a 170 grados.

Sacamos del horno y mientras se enfría un poco preparamos el glaseado con el azúcar glass, la nata líquida y el agua, batimos bien que no queden grumos y con ayuda de las mismas varillas vamos echándole todo el glaseado sobre los rollos.

rollos1

Dejamos enfriar… y a disfrutar!!!