Tarta de Cumpleaños de Pez – Trufa y Nata

20140605-154100-56460528.jpg

Hice esta tarta para el cumple de una de mis sobrinas para su cumple.

Es una tarta muy fácil de hacer, básicamente bizcocho, almíbar y nata con los colorantes que elijamos y el cacao para hacer la trufa. Además, lo ideal es comerla al día siguiente porque tiene más sabor (manteniéndola en la nevera), con lo que es muy cómodo hacerla tranquilamente el día de antes y el día del cumple o la fiesta que sea sólo sacar de la nevera.

Pues aquí la tenéis:

INGREDIENTES:
Para el bizcocho;
6 huevos talla M
200 gr azúcar
200 gr harina
13 gr levadura química
Una pizca de Sal
Esencia de vainilla

Para el almíbar;
500 ml agua
7 cucharadas de azúcar
Chorrito de coñac o licor al gusto

Para la nata y trufa;
1 litro nata para montar 35%MG
250 gr azúcar
10 cucharaditas de queso crema
2-3 cucharadas de cacao puro

Decoraciones al gusto.

Comenzamos haciendo el bizcocho y para ello separamos las claras de las yemas y montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Sabremos que están montadas cuando al volcar el bol las claras no caigan.

Vamos incorporando a las claras montadas el azúcar en forma de lluvia, muy poco a poco, sin dejar de batir con las varillas. Y después las yemas una a una. No se añade la siguiente yema hasta que la primera no esté completamente integrada. Colocamos también la esencia de vainilla y mezclamos todo por última vez, para parar la máquina.

Ahora añadimos a lo anterior el harina y la levadura mezclados y tamizado, haciendo movimientos envolventes.

Una vez todo bien mezclado lo pasamos al molde y horneamos a 170-180 grados unos 30 -40 minutos, dependiendo del grosor del bizcocho, molde elegido y altura, necesitaremos algo más de horno para que esté hecho. Pinchamos con un palillo para comprobar que sale limpio y esté hecho.

Dejamos enfriar un poco, delmoldamos y cortamos en 3 capas el bizcocho, para formar nuestras 3 partes de bizcocho de la tarta.
Además, para formar el pez, cortamos el bizcocho (que debe ser hecho en un molde redondo) una esquinita con forma de triángulo, que ese trozo lo utilizaremos de cola.

20140605-154100-56460868.jpg

Preparamos el almíbar con el que empaparemos el bizcocho para que la tarta quede más jugosa. Y para ello necesitamos mezclar el agua y el azúcar y lo metemos al microondas a máxima potencia durante 3 minutos. Sacamos y movemos con una cuchara para que el azúcar se disuelva y volvemos a poner al microondas otros 3 minutos. Por último echamos el chorrito de licor elegido (a mí me gusta con coñac), y lo dejamos en el microondas otros 2 minutos más y ya lo tenemos listo. Lo dejamos enfriar antes de empapar el bizcocho.

Mientras se enfría el almíbar montamos la nata. Cuando comience a montarse le añadimos el azúcar sin dejar de batir y poco a poco y el queso crema. Sabremos que está montada porque quedará en la nata unos surcos amarillos y profundos. Apartamos un poco para la capa de la trufa y mezclamos la nata con 2 o 3 cucharadas de cacao puro y ya tenemos la trufa preparada.

Y ya sólo queda montar la tarta.

20140605-154100-56460698.jpg

Primera capa de bizcocho, pasamos el almíbar sobre él, y ponemos la capa de nata; otra capa de bizcocho, almíbar y una capa de trufa, y por último cubro toda la tarta. Para decorar con otros colores solo queda mezclar un poco de nata que vayamos a usar con el colorante en gel o crema que queramos. En el vídeo podéis ver cómo la decoro o en las fotos, pero esto ya va a gustos!

Se deja enfriar en la nevera, y lista para comérsela al menos pasadas 3-4 horas. Lo ideal es al día siguiente.

20140605-154100-56460528.jpg

Que la disfrutéis!

Tarta Helada de Galletas Oreo

20140519-215111-78671253.jpg

Empieza el calorcito y comienza a apetecer cositas frías, si añadimos a esto que eso frío que nos llevamos a la boca es dulce y está riquísimo… Yo lo llamaría tener un pellizco de felicidad al día!

Esta tarta es tan fácil y rápida de hacer que podemos hacerla en un momento y tener siempre pa un postre perfecto en el congelador.

20140519-215111-78671705.jpg

Podemos hacerlo con helado de vainilla casero (tenéis receta aquí: https://recetasbyfany.com/2014/03/30/helado-casero-de-vainilla-con-nueces/ ), o podéis comprar helado de vainilla. Sea como sea os va a encantar.

INGREDIENTES (para un molde de 23cm):
2 litros helado de Vainilla
1 paquete familiar galletas oreo
Caramelo líquido

El helado tenemos que tenerlo algo derretido, con lo que o lo pasamos a la nevera 45 minutos o lo dejanos un ratito fuera, depende de la temperatura del ambiente se ablandará algo antes o después. No tiene que estar derretido, sólo algo blandito.

Forramos un molde desmontable con papel transparente.

Las galletas oreo las vamos abriendo y colocando sobre el molde hasta cubrir el fondo y paredes. Colocamos las galletas abiertas y limpias, que no tengan la crema del relleno de las oreo. El relleno lo reservamos.

El resto de galletas que nos queden sin usar las abrimos tambien y separamos una parte sin relleno y la otra con relleno. La que no tiene relleno las machacamos por completo para decorar la tarta, y las que tienen relleno las troceamos para mezclarlas con el helado.

Con todo preparado, mezclamos el helado ablandado, con un buen chorreón de caramelo líquido y con los trozos de galletas. Vertemos la mezcla en el molde. Extendemos la mezcla.

Cubrimos todo con las galletas trituradas y al congelador un mínimo de 6-7 horas.

Pasado el tiempo desmoldamos, cortamos y a disfrutarla!

20140519-215110-78670810.jpg

Tarta de Trufa, Nata y Fresas (cumpleaños, ocasiones especiales)

20140324-220012.jpg

Aunque quizás de primera parezcan muchos pasos, es muy sencilla: un bizcocho partido en 3 capas, un almíbar para bañar el bizcocho, y nata montada de la que separaremos una parte para hacer la trufa. Ya está, el resto es decoración, yo puse ositos hechos con fondant pero la verdad es que después nadie se los come (nosotros no somos de fondant jeje), eso sí le da un toque muy bonito! También dejé separados los piquitos de las fresas para utilizarlos para decorar colocando un copetito de nata, uno de trufa y un piquito de fresa.

Esta tarta la hice para el cumpleaños de mi marido y mi cuñado. Éramos 5 adultos y 2 niños nada más y nos la comimos enterita (en 2 veces), algunos con dolor de barriga de tanto repetir jajaja, pero es que quedó tan rica…! La nata y la trufa perfectas, el queso philadelphia no da sabor pero le da una firmeza a la nata como de pastelería y no se baja ni se queda en nada al rato, se queda tal y como la colocas, bien firme durante horas, y al día siguiente (que para mi gusto está más rica aún cuando ya ha asentado todos los ingredientes, el almíbar, etc.).

IMPORTANTE: Esta tarta debe mantenerse en frigoríco, de hecho es recomendable que tal y como la termináis la dejéis un ratito en la nevera (2-3 horas) antes de comerla para que sepa mucho mejor.

El toque de las fresas fue por la fecha en la que estamos, que es época de fresas, están muy baratitas y tenía muchas en casa. Con o sin ellas hubiese estado bien, pero las fresas aportaron bastante buen sabor!

Por otro lado, es importante empapar bien el bizcocho con el almíbar, para que no quede seco y se disfrute más si cabe al llevarte un bocado.

20140324-220016.jpg

Y por último una cosa más, el bizcocho puede hacerse con las medidas indicadas y partirlo en 3 capas (molde de 22-23 cm), o dejar una parte de la masa para hacerla en otro molde, mezclarlo con un poco de cacao y hacer otro bizcocho finito para una sóla capa y ponerla en la tarta en medio de ella; esto sólo lo complica y alarga un poco y podéis hacerlo o no. Yo quise hacerlo por darle un toque diferente a los colores en el corte. De todas formas hice los bizcochos y el almíbar el día anterior y el día del cumple sólo tuve que montar la nata, trufa y hacer la tarta con todos los ingredientes preparados.

Aquí os dejo el paso a paso:

INGREDIENTES:

Para el bizcocho genovés
– 6 huevos
– 200 gr Harina Repostería
– 200 gr Azúcar
– 1 y 1/2 cucharadita de vainilla en gel o crema

Para el almíbar:
– 300 ml agua
– 4 cucharadas azúcar
– 1 chorrito de coñac o licor al gusto

Para la Nata y Trufa:
– 1 l Nata para monta 35%MG
– 250 gr azúcar
– 10 cucharaditas queso crema

4-5 cucharadas de cacao puro para mezclar con una parte de la nata y formar la trufa
Fresas al gusto
Fondant el necesario si se quieren hacer figuras.

Comenzamos haciendo el bizcocho para la tarta y para ello en un bol ponemos los huevos, el azúcar y la vainilla, batimos con varillas hasta que los huevos dupliquen o tripliquen su volumen y cojan un color blanquecino.

20140324-215000.jpg

Añadimos la harina tamizada, poco a poco y haciendo movimientos envolventes, colocamos la masa en un molde desmontable con el fondo con papel de hornear y los laterales engrasados y enharinados para evitar que se pegue el bizcocho.

Horneamos durante 30 minutos aproximadamente a 180 grados y comprobamos pinchando con un palillo que está hecho. Éste tiene que salir limpio.

Mientras se hornea preparamos el almíbar: el agua y el azúcar lo mezclamos y llevamos al microondas a máxima potencia durante 3 minutos, mezclamos para el azúcar se disuelva y ponemos otros 3 minutos. Por último echamos un chorrito de coñac y dejamos en el microondas 2 minutos mas, y ya estará listo.

Continuamos montando la nata, para dejar todo preparado cuando el bizcocho se enfríe, desmoldemos y cortamos en 3 partes.

Para la nata comenzamos a montarla con las varillas y cuando comience a montarse añadimos el queso crema y el azúcar sin dejar de batir y en forma de lluvia. Separamos una parte de la nata (1/3) con la que haremos la trufa mezclandola con 4-5 cucharadas de cacao, y el resto de la nata la montamos hasta que quede bien firme, con cuidado que no llegue a cortarse. Sabremos que está firme y bien montada cuando se hagan en la nata unos surcos amarillos y profundos.

Y ya sólo queda montar la tarta: capa de bizcocho, empapamos de almíbar, capa de nata mezcladas con trocitos pequeños de fresas; capa de bizcocho, empapamos con almíbar y añadimos capa de trufa; última capa de bizcocho, almíbar de nuevo y cubrimos con una capa fina de nata la tarta.

Decoramos al gusto y a disfrutarla!!
20140324-220007.jpg

 

 

Tarta de Almendras – Tarta de Santiago

20140320-223143.jpg

La primera vez que probé esta tarta fue en mi época de estudiante, hace unos añitos ya y gracias a un gallego. El conductor de mi bus, Ramón, gallego, traía algunas cuando bajaba de allí y le compraba siempre alguna. Me encantaba. A mí y a mi marido (entonces novio) que se volvía loco con ella.

Terminé de estudiar, y ya con carnet y coche propio… Ni bus ni conductor gallego, con lo que me pasé años sin volver a probarla. Hasta que llegó a mis manos esta receta de Tarta de Santiago que me pareció tan como la de verdad que he repetido ya muchas veces. Y encima es muy fácil!

20140320-223149.jpg

Mi marido quiso esta tarta hasta para el día de su cumpleaños… Está loco, sí…

Realmente está muy rica, y no queda seca ni como otras que probé que te atragantas al tragarla.

INGREDIENTES


250 gr almendra molida
250 gr azúcar blanco
4 huevos
Raspadura limón
6 gr canela
Azúcar glass para decorar

En un bol ponemos la almendra molida, la canela y la raspadura de limón; mezclamos y apartamos.

En otro bol echamos el azúcar y vamos añadiendo huevo uno a uno. No ponemos el siguiente hasta que el primero no se ha integrado. Eso sí, no hay que batir mucho porque no queremos que coja mucho aire esta tarta ni suba mucho después.

Y ahora añadimos al azúcar con los huevos la mezcla anterior de las almendras molidas, poco a poco.

Preparamos molde redondo desmontable untandole aceite. Echamos la masa sobre él y con el horno a 180 grados se horneará unos 30 minutos. Pinchamos con un palillo y que salga limpio.

Desmoldamos y decoramos. Para tener la plantilla de la cruz, imprimimos la forma de internet, recortamos, la colocamos sobre la tarta y espolvoreamos bien con azúcar glass. Quitamos la plantilla… Y listo!

A disfrutarla!

 

20140320-223154.jpg

 

Tarta de 3 Leches

20140320-191000.jpg

Es una tarta muy muy dulce (cubierta de merengue) y jugosa. A mi padre que le encanta merengue repitió con más de un trozo con ella!

20140320-190947.jpg
Y para los que prefieren tartas SIN chocolate, que los hay… Ésta es una buena opción!

INGREDIENTES
220 gr azúcar
5 huevos (separados claras de yemas)
70 ml leche tibia
1 cucharadita de vainilla (gel o crema)
1 y 1/2 cucharadita de levadura quimica royal
135 gr harina de trigo
200 ml leche evaporada
200 ml leche condensada
200 ml nata para montar
Dulce de leche para el relleno
280 gr azúcar (para el merengue)
5 claras de huevo (para el merengue)

Comenzamos separando las claras dd las yemas y montamos las claras con ayuda de una batidora de varillas. Cuando estén a medio montar añadimos el azúcar y seguimos montando, no hace falta montarlo mucho y que quede muy firme ya que vamos a mezclarlo con las yemas. Apartamos una vez listo y continuamos con las yemas.
Batimos las yemas con el azúcar tambien con varillas hasta que dupliquen el volumen y quede una masa blanquecina. Le añadimos la leche y la vainilla en gel o crema porque si es líquida las cantidades varían y queda otro espesor.
Mezclamos la levadura con la harina y lo tamizamos. Y añadimos esto a las yemas batidas para seguir mezclándolo.
Por último unimos las claras montadas a la mezcla de las yemas poco a poco, con movimientos envolventes hasta que se integren. Ésta será la masa para el bizcocho de nuestra tarta.
Untamos el molde elegido con aceite y espolvoreamos con harina, echamos la mezcla al molde y me meneamos un poco para se vaya el aire y no salgan muchas pompas después.
Con el horno precalentado a 175-180 grados, con calor arriba y abajo sin ventilador, y se hornea la masa durante tiempo. A media cocción tapamos con papel de aluminio para que no se dore demasiado.
Mientras, en un bol mezclamos las 3 leches (evaporada, condensada y nata).
Con un cuchillo o cortatartas cortamos el bizcocho por la mitad (una vez ha enfriado) y empapamos bien el bizcocho con la mezcla de las 3 leches, añadimos una capa finita de dulce de leche, ponemos encima la otra capa del bizcocho y volvemos a empapar el bizcocho con las leches y dulce de leche.
Tapamos con papel transparente y dejamos reposar en la nevera 12 horas.
Al dia siguiente solo queda decorar con el merengue suizo.
Para ello en un cazo echamos las claras y el azúcar y a fuego medio/bajo lo removemos con unas varillas, sin dejar que nunca hierva. Se mezclará hasta que el azúcar quede disuelta y al coger una gota con los dedos no notamos los granos de azúcar.
Ahora pasamos a batir las claras y montarlas hasta que quede un merengue firme y brillante.
Decoramos con él y con un soplete quemamos un poco la parte superior.

A disfrutar!!

20140320-190954.jpg