Semifrío de Nutella

20140501-221418.jpg

Llevaba tiempo queriendo probar a hacer algún semifrío (en italiano: «semifreddo») desde que hace unos 3 años estuve de vacaciones en Sicilia y lo probé allí… Qué cosa más rica…! Es un postre «semi-helado», de ahí su nombre.

Y si encima el postre en sí lleva Nutella… Habéis probado algo q lleve Nutella y no esté rico? Yo aún no!

Es fácil de hacer, muy pocos ingredientes, rápido, y más rápido desaparece porque está delicioso.

20140501-221426.jpg

INGREDIENTES:
7 yemas de huevo
160 gr azúcar
2 cucharaditas de vainilla en pasta (o en su defecto extracto de vainilla)
375 ml Nata para montar 35%MG
Una pizca de Sal
250 gr Nutella

Comenzamos echando a un bol las yemas (tened en cuenta el tamaño del bol, porque lo colocaremos después en una ollita para hacer las yemas al baño maría y evitar problemas con comer las yemas en crudo).

Batimos las yemas con el azúcar y vainilla hasta que comiencen a blanquear. Lo pasamos al baño maría, a fuego medio, donde seguiremos batiendo durante 10 minutos. No hay que dejar de batir para que no se peguen las yemas. Le añadimos una pizca de sal, que potenciará el sabor.

Mientras se enfrían un poco montamos la nata y preparamos el molde (yo cogí uno rectangular) con papel transparente, que quede sobrante para taparlo entero después.

Mezclamos la nata con la crema de yemas con movimientos envolventes hasta que se integren, dejando un pelín de crema de yemas que mezclamos con la nutella.

Echamos la mezcla de la nata y las yemas al molde y encima añadimos la nutella, que haciendo eses con un cuchillo sobre ello lo integraremos algo en la mezcla.

Se pasa al congelador un mínimo de 12 horas y para servir se saca 10 minutos antes del congelador… Y ya sólo queda cortar y disfrutar!

20140501-221422.jpg

Galletas Fritas de Coco rellenas de Natillas

20140428-003901.jpg

Estas galletitas son las que hacía mi madre muy amenudo cuando estábamos todos allí en el campo, están taaann ricas, y me traen tan buenos recuerdos..! Llevaba tiempo detrás de hacer estas galletas, son muy fáciles, pero no las había hecho porque no recordaba dónde comprar las galletas que se usan para esta receta, que son como las maría redondas pero más gorditas. Son galletas hojaldradas y las he encontrado en Supersol, aunque después he visto que también había en Mercadona, Carrefour…

20140428-003858.jpg

El kit de las galletas es hacer las natillas bien espesitas, mi madre usaba 2 sobres de natillas para la misma cantidad de leche que indican en el paquete de sobres de natillas; o la mitad de leche con un sobre pero entonces sale para menos galletas.

20140428-003838.jpg

INGREDIENTES:
2 sobres para hacer Natillas
750 ml leche (separando 500 ml de 250 ml)
8 cucharadas de azúcar
Galletas hojaldradas (las necesarias para acabar con las natillas)
Coco rallado
2 huevos batidos

Comenzamos haciendo las natillas, para ello seguimos los pasos de la cajita de los sobres de natillas pero en vez de echar un sobre echamos 2 para la misma cantidad de leche, ya que necesitamos que las natillas queden bien espesitas.
Una vez que las natillas ya están tibias y con cuerpo comenzamos a montar las galletas echando un pegotito de natillas en el centro de la galleta, cerrándola, presionando un poco para que se esparza por toda la galleta y retiramos el excedente de los bordes.

20140428-003842.jpg20140428-003846.jpg

Una vez tenemos todas las galletas montadas sólo tenemos que ir pasándolas por huevo (tanto los bordes como ambas caras) y friéndolas, con cuidado que no se nos queme, y las doramos por ambos lados. Una vez fritas se ponen sobre papel de cocina para quitarles el aceite sobrante, y se pasan por coco.

20140428-003850.jpg20140428-003854.jpg

Y listo! Dejar que se enfríen y a disfrutarlas!

20140428-003909.jpg

20140428-003905.jpg


Pan Casero – Fácil y Rápido

20140409-234755.jpg

Llevo haciendo este pan unos 2 años y aunque los he hecho en distintas versiones; con semillas, con harina integral, etc… Tengo que decir que ninguno como éste.

Está RIQUÍSIMO, tierno, y encima más sano no puede ser. Dura tierno mucho más que el típico pan comprado en una panadería (si hablamos de las baguettes ya ni te cuento…).

20140409-234759.jpg

Si lo queréis hacer integral necesitaréis menos harina o más agua, sino se queda muy seco.

No necesita apenas amasado, ni esperas para que leve, ya que con el truquito de meterlo con el horno apagado, esa función se hace mientras se va calentando el horno…

INGREDIENTES:
175 ml agua
15 gr levadura fresca
310 gr harina de fuerza
1 cucharada aceite oliva
1 cucharadita de sal

Comenzamos mezclando el agua y el aceite, calentandolo 10-15 segundos en el microondas y deshaciendo la levadura fresca en ello.

Una vez deshecha lo echamos a un bol y añadimos toda la harina. Hacemos un huequito donde ponemos la sal y mezclamos con un palo de madera hasta que quede una masa manejable que amasaremos con la mesa enharinada.

Quedará una masa integrada, hacemos una bolita con ella y la metemos en la ollita de pyrex engrasada con aceite.

Hacemos unos cortes sobre la masa, dos en vertical y dos cruzados en horizontal, pintamos por encima con aceite y espolvoreamos por encima con harina para dar un toque rústico. Tapamos la ollita.

Y ahora, con el horno APAGADO metemos la olla dentro y encendemos el horno a 220 grados, unos 40 minutos, hasta que este dorado.

Se deja enfriar en una rejilla y… A disfrutarlo, que dura poco de lo rico que está!

20140409-234804.jpg

Rollos a la Naranja

20140405-012719.jpg

Esta receta la saqué de una chica americana, que al estar no estar las medidas en gramos ni nada de eso me pasé primero una hora casi traduciendo la receta, no sólo para hacerla (la preparación) sino las cantidades a usar. Estaba a punto de darme por vencida, pero al final la preparé… Y menos mal!! Porque vaya cosa rica… Rica no… riquíisimaaa!!! Es un estilo a los Rollos de Canela

Y aunque con los rollos de canela tengo pasión total, tengo que decir que ahora no sé qué me gustan más, si los de canela o estos de naranja. Quedan super tiernos, jugosos con la crema de lo alto, el toque justo de naranja, dulces… Uffff.

20140405-012713.jpg

Y a pesar de parecer muchos ingredientes de primera y algo laboriosa, en realidad no lo es tanto, sólo que tiene su tiempo de espera para reposar y crecer en dos ocasiones al ser una masa parecida a la de los brioches.

20140405-012707.jpg

Y como NOTA: tengo que decir que los ingredientes (aún siendo líquidos) todos están en gramos. Y es que los he pesado todos porque era la única manera que tenía de conseguir medidas que pudiese usar. Así que hasta el agua está en gramos jeje, aunque básicamente 100 ml de agua son 100 gr de agua, pero bueno…  Os lo pongo en gramos.

INGREDIENTES:

PARA LA MASA;

100 gr agua

80 gr azúcar

240 gr leche entera

1 sobre de levadura seca de panadero

1 huevo

100 gr mantequilla

700 gr harina trigo

1 cucharada extracto vainilla

1 cucharadita de miel o azúcar invertido (esto es opcional, para que queden tiernos más tiempo)

Mantequilla derrretida para pintar al hornear

PARA EL RELLENO;

130 gr mantequilla a temperatura ambiente

180 gr azúcar

Raspadura de 2 naranjas

PARA EL GLASEADO;

100 gr queso crema

30 gr mantequilla derretida

200 gr azúcar glass

1 cucharadita de extracto de vainilla

3 cucharadas de zumo de naranja (hasta que quede textura de leche condensada podéis echar más si veis que lo necesita para que quede esa textura).

Comenzamos con la masa:

Mezclamos el agua y la leche, la ponemos algo tibia en el microondas (que metamos el dedo, la notemos calentita y no queme) y echamos en ella una cucharadita de la azúcar y la levadura seca, mezclamos para que se integre bien, y dejamos reposar.

Una vez que haya reposado le añadimos la mantequilla derretida, el huevo y lo removemos.

Por otro lado, en un bol echamos la harina, la sal y el azúcar restante y mezclamos todo bien. Y sumamos a esto la mezcla de agua, leche, etc que acabamos de preparar.

Si vamos a amasar a mano, comenzamos removiendo con un palo hasta formar una bola en la mesa (no es una masa seca, quedará algo pegajosa), si es con amasadora; lo ponemos todo a la amasadora y mezclamos hasta que comience a separarse la masa de las paredes del bol.

Preparamos un bol untado con aceite y dejamos ahí la bola de masa, tapada con papel transparente, untada con aceite suave también por encima de la bola. La dejamos reposando durante al menos 1 hora u hora y media, hasta que doble su volumen. Yo para no esperar tanto tiempo precaliento el horno a 50 grados y una vez caliente, lo apago y meto el bol con la masa dentro (con el horno apagado claro), así la fermentación se hará más rápido y en unos 30 minutos ya habrá duplicado su volumen.

Pasado el tiempo, enharinamos la mesa y pasamos la bola ahí, le quitamos un poco el aire, y con ayuda de un rodillo y las manos hacemos un rectángulo con ella. Tendrá que tener el ancho del molde que vayamos a usar y un poco más largo que el largo del molde. Yo he usado una fuente de horno rectangular como veis en el video.

Una vez estirado al tamaño elegido, quitamos toda la harina sobrante, y untamos la mantequilla en pomada sobre la masa, espolvoreamos el azúcar por encima y la raspadura de las 2 naranjas. Ahora comenzamos a enrollar la masa haciendo un rollo largo con ella. Cortamos los trozos que serán nuestros rollos de naranja. Salen 16 trozos, y los vamos colocando en la bandeja engrasada ya con aceite.

20140405-012641.jpg

Ahora hay que volver a dejar reposar hasta que vuelvan a crecer, tapado con un trapo. Podemos hacer lo mismo para no esperar tanto tiempo: horno precalentado a 50 grados, apagamos, colocamos dentro, y en 20-30 minutos ya habrán crecido.

20140405-012701.jpg

Los pintamos con mantequilla derretida y horneamos a 160-180 grados durante unos 30 minutos o hasta que estén dorados, con calor arriba y abajo, sin ventilador.

Y ahora sólo falta echarles el glaseado por encima.

Para el glaseado echamos a un bol el azúcar glass, el queso crema (que estará a temperatura ambiente), la vainilla, el zumo de naranja y la mantequilla derretida. Batimos con unas varillas hasta que conseguir el espesor de leche condensada o algo más suave. Echar más zumo si veis que no se os queda tan líquida.

20140405-012725.jpg

Echamos este glaseado sobre los rollos… y listo!! A disfrutar de este placentero dulce!

Espero que os guste tanto como a mí.

20140405-012648.jpg

Tortas de Inés Rosales

20140331-000556.jpg

A mí siempre me han encantado estas tortas típicas de Inés Rosales, son uno de los pocos dulces que venden aptos para personas con colesterol, y una de las cosas es por el Sésamo (o Ajonjolí) que dicen ser positivo para reducirlo. Entre esto y que son caseras pues lo hacen todo, pero si encima añades que las puedes hacer en casa en un momento… Se puede pedir más??

Quedan prácticamente con el mismo sabor, y eso sí hay que dejarlas bien finitas con el rodillo al hornear para que queden más como las originales. A mí aún me quedaron un pelín mas gruesas que las de siempre, pero seguiré practicando.

20140331-000508.jpg

Están muy ricas, y han sido un éxito porque desaparecieron en un rato (salen unas 30 con estas cantidades). De todos modos, si os llegan a sobrar es fácil conservarlas en algún recipiente cerrado.

20140331-000458.jpg

INGREDIENTES

150 gr aceite oliva virgen extra
15 gr anís en grano (matalauva)
Ralladura de medio limón
210 ml agua
30 gr levadura fresca
60 ml anís dulce
60 gr azúcar
540 gr harina de trigo
30 gr sésamo
Una pizca de Sal
Azúcar para bañarlas en ella antes de hornear

Colocamos un cazo a fuego bajo el aceite con la ralladura de limón y el anís en grano, sin que llegue s hervir calentamos 3-4 minutos y dejamos enfriar.

Ponemos el agua a calentar 30 segundos al microondas y echamos la levadura en ella desmenuzándola con las manos. Mezclamos hasta que se deshaga por completo.

En un bol mezclamos los ingredientes secos: harina, pizca de sal, sésamo, y azúcar. Y hacemos un volcán en medio y añadimos el aceite con el limón y anís ya frío/tibio, y el agua con la levadura. Mezclamos con un palo primero y terminamos amasando. Hacemos una bola con la masa y dejamos reposar en un lugar cálido de la casa hasta que doble su volumen (aproximadamente 45 min – 1 hora), tapada con un paño.

Pasado el tiempo hacemos bolitas con la masa del tamaño de una albóndiga, estiramos bien con un rodillo, bien fino, y bañamos en azúcar por ambas caras. Vamos colocando en la bandeja de horno con papel de hornear, y hay que ir horneando por tandas, ya que van cabiendo unas 4 cada vez.

20140331-000503.jpg

Se hornean entre 7-9 min (depende del horno) a 230 – 240 grados. Yo 2 min antes de terminar de hornear, las saco, les doy la vuelta y horneo 2 min más por el otro lado.

Dejamos enfriar en una rejilla (cuando salen del horno están un pelín blanditas pero al enfriar se enduceren y quedan super crujientes).

Que las disfrutéis!!

20140331-000515.jpg